22 de octubre de 2007

3 Días.

El viernes 12 de este mes me fui con Maria a Mar del Plata, y como se que en general, las crónicas de viajes ajenos aburren :P Voy a tratar de resumir la mia de manera que leerla no sea taaaan embolante.

Viernes 12
Rajando.

17hs, salgo una hora antes del laburo al grito de Me voooy Me voooy…. Agarro el bolso y me voy hasta la estación Constitución. Mundo de gente. Voy a buscar a Maria a un bar que hay en la estación y la veo a punto de comer una tarta que al final la hizo envolver para llevar. Nuestras madres nos decian cuiden el bolso, el documento, cuídense de las vacas que se cruzan en la vía. Y llamen!
Subimos muy puntuales al expreso del atlántico. Tren “Fancy”. Yo le dije a Maria, viajemos, todo bien pero en micro no. Modo miedo On.
El tren resultó muy cómodo, pasaron Duro de Matar 4.0 o una con Bruce Willis parecida a esa, y Rush Hour 3 … o 4…es lo mismo. La música funcional era todo lo que me gusta a mi: cortavenas a lo Blue 100.7
Llegamos Muy puntuales a Mar del Plata. Esperamos taxi mientras las camperas se nos impregnaban de fuerte olor a caño de escape de tren.

Nunca me gustó el término “paramos” pero, bue, paramos en la casa de Vicky que resultó una mina muy simpática y sociable, cariñosa, y buena onda. La primera noche Maria se puso las pilas y de invitada pasó a anfitriona, haciendo una super tarta de jamon y queso :P

Maria y yo dormiamos juntas y a veces me asustaba porque ella no hace ningun tipo de ruido, no respira, se desconecta y parece que dormís sola.
Vicky se quedó estudiando porque es una chica muy responsable.


Sábado 13.
La Yeta (?)

Mi vieja llamó temprano y preguntó: Oigan, hay algun mayor en la casa?. Emm…sí le dije, porque técnicamente YO soy mayor y las chicas tambien. Asi que no mentí (¿).
Me baño yo primero porque Maria siempre quiere “5 minutos más”…
Esa tarde salimos a caminar y a almorzar por el Centro. Antes pasamos por el Torreón a sacar la foto obligada. Bajamos a la playa, donde algunas desubicadas tomaban sol en hilo dental :P. Comimos en Pizza & Pizza, un local lleno de cuadros de mujeres en traste, como si fueran todas obras de arte de culos Reef . Y la que atendia era muy igualita a Wanda Nara.
Después de comer nos fuimos en un raid tuistico que incluyó: Galerias varias de ropa. Algunas bien pulenta, otras se venian abajo. Casa de alfajores, zapatería, compra compulsiva de algodón de azúcar, Plaza San Martin, Catedral, Feria del Libro (atenti la cultura) y finalmente merienda poderosa en Havanna frente al Casino. Ahí dije pucha, cómo me gusta esta ciudad, che.
Más tarde se nos unió Vicky y a la noche vinieron unos amigos para salir a reventar la noche (?). Noche que nos sorprendió “empanchados” con papas pay.

Domingo 14.
Quiero dormir hasta decir basta.

Pero no. Mejor nos levantamos y vamos a recorrer la chetozona de la calle Güemes. Con sus localitos de wachi marca y sus barcitos de wachi musica electrónica y su bonita Plaza del Agua.


Lunes 15.

Volver :(

Uff…ese día se me hizo difícil.
La noche anterior nos habiamos quedado comiendo hasta tarde y el domingo a las 18.30 me iba. Asi que al mediodía invitamos a los amigos de Vicky para que pasaran la tarde con nosotras antes de irnos. Hice unos Gancia que parece estaban ricos. Nos sentamos al solcito, y hasta jugamos al chancho pero yo siempre perdía. Y todo mal.
Porque siempre siempre que voy a Mar del Plata me cuesta irme. Ya lo conté acá. Yo siento que tendria que vivir allá. Me tira como un imán.
Entonces me agarra el bajón de “se acerca la hora de irme”. Además la estaba pasando muy bien, conocí gente que en pocos días llegué a querer y la verdad, no estaba para venirme. Pero bueno, tampoco podia dejar de trabajar e invadir la casa de Vicky :P
Dice Maria “che, no están los pasajes”, no los encontraba. Era acaso una señal? NO. Después los encontró asi que nada de señales.
Fuimos hasta la estación y a partir de ahí ya queria volver. Igual que cuando era chica. Mi abuela me cargaba porque cada vez que volviamos de Mar del Plata me ponia a llorar y no queria comer.
Me llevé unas galletitas “porfavorquericasson” de Havanna y viajamos muy regias en el tren de vuelta. Pasaron Las locuras de Dick and Jane y Los Fockers.
Yo nomás pensaba, cuándo es el próximo fin de semana largo? :P

Escenas borradas: -Me olvidé el DNI y una toalla
-No podia cargar mi propio bolso. –Cerré los ojos en la mayoria de las fotos. –Le saqué una foto al cartel de Pulti, candidato a Intendente. – Me costó mucho ver el pato de AGFA.

4 comentarios:

María dijo...

jaja mala pat- :@ lo leí en el trabajo y me empece a reir mal, jaja gracias por lo de piedra :P y si es verdad lo admito siempre quiero 5 minutos más. Me pone contenta que tu estadia haya sido grata :P jaja pero bueno no nos olvidemos de el pizzero Maxi y de Franco que habla con los perros XD. Y que susto cuando no encontraba los pasajes jaja, igual mas susto tuve cuando llegue a buenos aires y descubri que olvide la mitad de las cosas XD

Fede dijo...

Las galletitas de las que hablás SEGURO son las de limón bañadas en chocolate, que si son esas, son una gloria.

*Pat-* dijo...

Casi, Fede. Son rellenas de limon, SIN baño de chocolate. :D
Maria piedra lalalala :P

Anisett dijo...

ayyyy vieron Meet The Fockers??? :D :D :D


:emoticondeltipitoconcorazonesalrededor:


a mi me cuesta entender que te guste tanto mar del plata, pero bue. yo te entiendo igual, me paso cuando me tuve que volver a casa en la mitad de la gira Tanguera del verano pasado.

Que no se corte!